PUBLICIDAD
PUBLICIDAD
A+ A A-

Pedro Amador denuncia un déficit presupuestario en La Oliva en el año 2018

En Marcha cesa los cien días de gracia dados por cortesía a este gobierno ante la situación económica del Ayuntamiento

 

  • Redacción NoticiasFuerteventura
  •  

     

    El portavoz de En Marcha, Pedro Amador, denuncia que “Coalición Canaria ha llevado a la institución al incumplimiento de la estabilidad presupuestaria y de la regla de gasto, según se confirma en un informe del interventor municipal y posterior decreto del alcalde Isaí Blanco en relación a la cuenta general del año 2018.”

     

    Ambos documentos están fechados a 2 de mayo de 2019, “sin embargo, no vimos al alcalde anunciar a bombo y platillo este delicado asunto en las redes sociales o en la prensa” subraya Amador, quien señala que con ocasión de la inclusión de la aprobación de la cuenta general del año 2018 en el pleno que estaba previsto celebrase a finales de julio “fue que conocimos esta situación, estudiando los asuntos del pleno”. De este decreto se había dado cuenta en una comisión celebrada a finales de mayo a la que Pedro Amador no pudo asistir.

     

    Según señala el propio informe del interventor, el Ayuntamiento de La Oliva no cumple el objetivo de estabilidad presupuestaria en tanto que se han gastado 12.480.730,70 euros más de los que se ingresaron. Según la legislación, la estabilidad presupuestaria se incumple desde el momento en el que se gasta más dinero del que se ingresa, es decir cuando se produce déficit en las cuentas públicas.

     

    Además, el informe señala que también se incumple la regla del gasto, que establece que el gasto de las Administraciones no podrá aumentar por encima de la tasa de referencia de crecimiento del producto interior bruto a medio plazo de la economía española. La tasa de crecimiento fijada para el ejercicio 2018 fue de 2,4%, sin embargo el Ayuntamiento de La Oliva la superó, situándose en el 184,50%.

     

    El informe del interventor señala que “estos resultados de inestabilidad presupuestaria e incumplimiento de la regla de gasto, han sido provocados principalmente por el pago de la ejecución de varias sentencias que durante el ejercicio 2018 se han hecho efectivas, ascendiendo las mismas a más de 25 millones de euros”. Pedro Amador destaca que muchas de estas sentencias se pagaron sin seguir recurriendo en instancias superiores, provocando un menoscabo para la hacienda pública.

     

     

    Comentarios (0)  



    Escribir un comentario