Logo

Los parques Apolo de Corralejo ocuparán cerca de 250.000 m2

Se trata de cuatro parques con 71.400 placas solares

 

  • Redacción NoticiasFuerteventura
  •  

     

    La situación de las instalaciones de renovables en Fuerteventura van viento en popa, en poco tiempo Fuerteventura pasará a ser el motor del archipiélago y para ello hay que comenzar a realizar las instalaciones, casi todas las proyectadas en la isla tienen que estar operativas en 2022.

     

    El BOP del pasado viernes publicaba la solicitud de autorización administrativa, declaración, en concreto de utilidad pública y evaluación de impacto ambiental de la instalación de 4 plantas fotovoltaicas en el municipio de La Oliva.

     

    Las instalaciones denominadas Apolo, I,II,III y IV, se desarrollarán en el emplazamiento denominado Rosa de Chinichivito, en el municipio de La Oliva, en una zona cercana al malpaís de Huriamen, y está promovida por Canarias Desarrollo e Innovación S.L.

     

    La Rosa del Chinichivito es una zona situada entre la autovía del norte y el Parque Natural de las Dunas de Corralejo, cerca de la urbanización de Martinsa Fadesa, Atalaya Dorada, el residencial que se encuentra abandonado y ocupado junto a las Dunas de Corralejo.

     

    Recordar que en la zona ya hay proyectadas dos plantas más que pueden observar en la foto de portada, una Huriamen I, casi pegada al Parque Natural de las Dunas de Corralejo y otra, Huriamen II, frente a el complejo de Tamaragua, al otro lado de la autovía.

      

    250.000 m2 en cuatro plantas fotovoltaicas

     

    Los cuatro parque fotovoltaicos Apolo suman cada uno 17.850 placas solares, además de 5 unidades inversores, 5 unidades de centro de transformación, 1 unidad de almacenamiento energético, 1 centro de protección y medida y las consiguientes líneas subterráneas.

     

    Ahora multipliquen esto por cuatro, solamente en placas solares se trata de 71.400 módulos. Las cuatro plantas Apolo en el norte de la isla ocuparán cerca de los 250.000 m2 de suelo.

     

    Se da la circunstancia de que se sitúa al norte de lo que se ha denominado "La Ciudad del Cine", cuyo proyecto, la actual corporación del Cabildo, "dejaba sobre la mesa". Las figuras jurídicas para llevar adelante los proyectos son las mismas, en este caso de los parques fotovoltaicos, es el Gobierno de Canarias quien la otorga. "La diferencia es que la ciudad del cine crea miles de puestos de trabajo, además de la promoción para la isla de tener películas y series constantemente y la imagen que reporta para Fuerteventura. En este sentido es incomprensible", afirma uno de los promotores de dicho proyecto.

     

    Absolutamente legal y legítimo, pero poco protector del territorio

     

    Este tipo de instalaciones están directamente relacionadas con las nuevas políticas diseñadas a llegar a la descarbonización energética, que en las islas ha sido uno de los grandes lastres medioambientales producto del crecimiento de la demanda eléctrica de la población local y del turismo. Y Europa y el Gobierno de Canarias están en ello.

     

    Un total de 65 proyectos de instalaciones de energía solar fotovoltaica han sido seleccionados en el programa de ayudas "SolCan”.

     

    Los proyectos provisionalmente adjudicados suman una potencia total de 255 MW de energía solar en todo el archipiélago, muy por encima de la previsión inicial de 150 MW. El plazo de ejecución de estos proyectos finaliza el 31 de diciembre de 2022.

     

    El programa "SolCan” está cofinanciado por el Fondo Europeo de Desarrollo Regional (FEDER), destinado a fortalecer la cohesión económica y social en la Unión Europea, corrigiendo los desequilibrios que existen entre sus regiones.

     

    Según el Gobierno de Canarias “el abastecimiento de la demanda de energía mediante fuentes renovables (sol, viento, agua, etc.) presenta innumerables ventajas. Por un lado, los impactos ambientales que se derivan de la utilización de estas fuentes son muy inferiores a los que originan los combustibles convencionales”.

     

    “Por otro lado se trata en general de recursos disponibles en el lugar de aprovechamiento, por lo que su uso disminuye la dependencia del exterior y la vulnerabilidad de los sistemas energéticos, al tiempo que los aísla de las tensiones de precios en los mercados internacionales”, afirman.

     

    El territorio, la antropización y los nuevos tiempos

     

    El modelo conservador del territorio parece tener muchos problemas en este sentido. Si bien la realidad es que nunca se ha producido energía en Fuerteventura al faltar materias primas mineras para ello, ahora puede ser el momento, pero el precio es mirar el uso del suelo desde otra perspectiva.

     

    NoticiasFuerteventura.com