PUBLICIDAD
PUBLICIDAD
A+ A A-

Canarias desde el mar: enamórate a bordo

Una de las opciones más atractivas para este verano: el turismo náutico

 

  • Redacción NoticiasFuerteventura
  •  

    El turismo náutico se ha convertido en una de las opciones más populares de este verano. En pleno proceso de desescalada por Covid19, el alquiler de barcos privados se ha situado como una de las alternativas más solicitadas entre los usuarios. El mar cada vez gana más adeptos como destino vacacional, lo cual no resulta extraño. Transitar por rutas marítimas configurables en base a las necesidades y preferencias de los turistas, acceder a entornos paradisíacos con grandes posibilidades de ocio o vivir unas vacaciones inolvidables en un entorno más íntimo, son algunas de las razones que lo convierten en una alternativa vacacional única.

     

    El turismo naútico ha emergido con una oferta amplia. Desde el alquiler catamaran hasta una lancha o un barco velero. Son múltiples las posibilidades que pueden encontrarse en empresas especializadas como Nautal, un referente en el sector. Con flota presente en todo el mundo, esta compañía es quizá el mejor ejemplo de un nicho que emerge con fuerza y que cada vez gana más adeptos. El turismo náutico ha experimentado un crecimiento sin precedentes y las previsiones de futuro nos dicen que continuará haciéndolo.

     

    Pero, ¿dónde está el origen de su éxito? ¿Por qué el alquiler de barcos privados ha experimentado un crecimiento tan acusado en un espacio de tiempo tan reducido? A continuación repasamos los beneficios que se derivan de esta opción turística:

     

    Garantías de seguridad 

     

    Acceder a un barco privado conlleva ciertas garantías en materia de seguridad. Al tratarse de espacios controlados, limitan la exposición reduciendo las probabilidades de contagio. Lejos de la masificación, los barcos privados posibilitan inolvidables travesías por espacios naturales y costeros sin incurrir en ningún tipo de imprudencia o riesgo para la salud.

     

    Las costas son focos turísticos de ocupación masiva durante los meses más calurosos. La planificación de unas vacaciones en tierra firme puede suponer una exposición descontrolada. Factores como la asiduidad de los bañistas y turistas o la presencia de espacios no sujetos a controles higiénicos, pueden suponer ciertas vulnerabilidades, especialmente durante los meses de temporada alta. Hoteles, playas y establecimientos se convierten en puntos de riesgo.

     

    El turismo náutico ha adquirido mayor visibilidad gracias a las garantías de seguridad que ofrece. Acceder a un barco privado posibilita unas vacaciones en familia sin poner en riesgo a niños, ancianos o personas con vulnerabilidades especiales. Además, la libertad de tránsito por los puntos más atractivos de la costa abre al mismo tiempo un inmenso abanico de posibilidades de ocio.


    Precios al alcance de todo tipo de usuarios

     

    Aunque el alquiler de barcos privados se ha presumido tradicionalmente como una actividad únicamente plausible para aquellos usuarios de elevado poder adquisitivo, la realidad ha cambiado. Hoy se ha convertido en una opción accesible para todo tipo de perfiles socioeconómicos. En realidad, el turismo náutico es hoy una alternativa más rentable que el turismo tradicional. La diferencia de precios que existe entre el alquiler de apartamentos u hoteles y el alquiler de barcos privados es llamativa.

     

    Por ejemplo, un barco velero con tres baños y diez plazas puede tener un coste de 350 euros al día, lo cual se traduce en 35 euros al día por persona.

     

    Además, este presupuesto incluye alojamiento así como diferentes alternativas de ocio vacacional.

    Oportunidades para pasarlo en grande

     

    Un barco privado abre las puertas a rincones paradisíacos de nuestra geografía. El acceso a entornos inaccesibles por vía terrestre multiplica las posibilidades de ocio, el componente aventura y la oportunidad para descubrir la cara oculta de enclaves turísticos. Los viajeros adquieren una posición privilegiada y disfrutan de la costa a través de itinerarios marítimos que constituyen una experiencia vacacional inmersiva e inolvidable. Unas vistas únicas junto a la práctica de deportes como esquí acuático, paddle surf o esnórquel y actividades variadas como la pesca o el turismo gastronómico son algunos de sus atractivos.

     

    Además, para todos aquellos amantes del mundo de la navegación el alquiler de un barco privado con patrón constituye una experiencia única para aprender sobre el mundo náutico. Maniobras de navegación, técnicas o rutas marítimas alternativas.

     

    Sin embargo, en el turismo náutico no sólo hay espacio para planes de ocio deportivo. Los planes tranquilos y más íntimos como las cenas familiares, tienen tanta cabida como las fiestas y celebraciones grupales. Uno de los eventos que se celebran con mayor habitualidad son las despedidas de soltero o las fiestas de cumpleaños.

    Comodidad

     

    A medida que el sector del turismo náutico ha ido evolucionando, los barcos han ido adaptándose a todo tipo de recorridos y a las necesidades de los viajeros. Los catamaranes son quizá el máximo exponente de confort y comodidad. Con superficies amplias e iluminadas y con estructuras funcionales, son la opción más solicitada para aquellas estancias grupales de larga duración.

     

    Rutas y travesías inolvidables

    Las islas Canarias son uno de los destinos más solicitados. Algo que no es extraño. Su diversidad paisajística y su enorme oferta de ocio las convierte en un verdadero paraíso. El alquiler barco Fuerteventura es una buena forma de conocer los rincones más emblemáticos y bellos de las islas. Algunos de los puntos más recomendables son:

     

    Las Palmas de Gran Canaria

     

    El inicio de la travesía parte de Las Palmas de Gran Canaria recorriendo el litoral de la capital. Durante el trayecto se pueden obtener increíbles perspectivas de puntos históricos y culturales como el barrio marinero, los riscos, la playa de la Laja o el Castillo de San Cristóbal.

     

    Playa las Canteras

     

    Una de las playas más bonitas de la capital es la Playa de Las Canteras, situada cerca de El Confital y los Volcanes de la Isleta. Desde allí las vistas de la ciudad son sobrecogedoras y la guinda del pastel la forman sus más de cinco kilómetros de arena blanca. Un punto perfecto para fondear y disfrutar de la brisa o practicar esnórquel. 

     

    Fuerteventura

     

    Puede iniciarse desde Las Palmas en dirección hacia el puerto de Morrojable, situado en la zona sur de Fuerteventura. A lo largo del trayecto es posible pescar o contemplar los bellos paisajes costeros que brinda la playa de Jandía.

     

    Lanzarote

     

    En dirección a Marina Rubicón se alcanza el sur de Lanzarote y desde allí se inicia una maravillosa ruta atravesando la Isla de la Graciosa, las Playas de Papagayo o Roque del Este.