PUBLICIDAD
PUBLICIDAD
A+ A A-

El plan se encoge

 

  • Redacción NoticiasFuerteventura
  •  

    Fue a mediados de agosto, cuando ya había pasado mes y medio desde la foto aquella del 30 de mayo, Día de Canarias, en la que plan de reactivación social y económica de Canarias quedó fijado en 14.000. A mediados de agosto, pues, el presidente del Gobierno, Ángel Víctor Torres, dijo estar dispuesto a revisar las medidas del plan de reactivación, en el caso de que la pandemia produjera una reducción de la llegada de turistas a las Islas. Torres respondía en sus declaraciones a la presión de empresarios y sindicatos para articular medidas que permitan afrontar la crisis turística, que entonces se consideraba segura hasta al menos finales de año.

     

    El jueves, el Gobierno regional desvelaba por fin cuales son las previsiones económicas del plan, que no sólo no aumenta para hacer frente a la terrorífica situación a la que se enfrenta el sector turístico, y con él el conjunto de la economía regional, tal y como se había hecho creer al sector, sino que disminuye hasta 5.725 millones para un periodo de cuatro años, de los que apenas 1.425 millones –menos de la cuarta parte– corresponden a este año 2020. La aprobación del plan, anunciada el 30 de mayo con una bonita foto de familia a la que se sumó prácticamente toda la oposición, y postergada a mediados de septiembre, se retrasa de nuevo al mes de octubre, a la espera de alguna noticia sobre los presupuestos del Estado y los fondos europeos vinculados a ayudas por la pandemia.

     

    Sinceramente, a pesar de todo el ruido organizado por el Gobierno en torno a su plan de reactivación, los ríos de tinta de rotativa y las declaraciones en radio y televisión, el globo montado con esto de la reactivación parece deshincharse sin remedio: si en tres meses han permitido que el plan se les desmorone pasando de 14.000 millones a 5.725, me pregunto que pasará en los próximos años, cuando las cosas se nos pongan mucho más duras. No hay que ser muy mal pensado, ni muy pesimista para sospechar que lo que de verdad va a dejar el plan de recuperación es un montón de titulares exagerados, de los que luego no se acuerda nadie.

     

    Es cierto que no se puede responsabilizar a las administraciones de no hacer lo que no pueden hacer. Entiendo que el Gobierno de Canarias, con una caída de la recaudación prevista para este año de cerca de mil millones de euros no pueda cumplir sus promesas del Día de Canarias. La situación comienza a ser cada vez más color ojo de hormiga, y es comprensible que el Gobierno tenga que apretar en sus previsiones. Con mil millones menos, van a pasarlo mal hasta para poder hacer frente a todos sus compromisos actuales, nóminas incluidas.

     

    Lo que no resulta de recibo es que nos tomen el pelo y sigan tirando con pólvora de rey para lo que les conviene. Con mil millones menos de recaudación, y un plan mermado a las dos terceras partes de lo previsto, con la alarma ante una probable reducción el año próximo de las cantidades destinadas a Sanidad, Educación y Asuntos Sociales, Román Rodríguez ha anunciado que inyectará en la Televisión Canaria 5 millones más que le ha pedido su Administrador único, el periodista Francisco Moreno. Y una parte de ese dinero será para poder pagarle a Moreno una subida de sueldo de más del 30 por ciento.